Inicio | Contacto  

DESDE 1978

Breve historia de Las Antipodas

Inicios de la vela ligera en españa

 

 

 

 



 

 

 

 

 

 

 

 


En 1977, antes de que yo naciera y con mi hermano con un año de edad, mi padre, un madrileño director de cine, descubrió el mar y la vela. Una experiencia que cambiaría por completo su vida y en consecuencia la nuestra.

En aquella época el mundo del cine era de lo más sacrificado y engorroso, con técnicas de post producción que ponían en riesgo todo el trabajo realizado, donde se montaba con tijeras y papel celo, en fin un follón. En un intento de evadirse de todo se fue con su hermano pequeño a la costa de Valencia. Paseando por la playa su hermano Fernando vio a un señor con un pequeño barquito de vela e insistió en que tenían que salir a navegar, que el sabía navegar (no tenía ni la menor idea) y que sería algo divertido. De algún modo consiguió convencer a mi padre y hablando con el hombre consiguieron que le dejara su barco. Esa primera experiencia fue tan mágica, que en ese preciso momento pensó -esto lo tendría que practicar absolutamente todo el mundo, es maravilloso. Sintió la necesidad de trasmitirlo. Lo dejó todo y se mudo a Valencia a aprender a navegar de verdad. Intentando encontrar alguien que pudiera enseñarle sobre todo eso. Se dejó caer por lo único que había en aquel entonces, un "Real Club Náutico" donde al entrar lo primero que hicieron es callarse y mirarle de arriba abajo como analizando si daba la talla para entrar en ese club de elite. Y es que la vela hasta ese momento era eso, un deporte elitista y accesible tan solo para unos cuantos socios con poder adquisitivo para comprarse un velero. Pero que pasaba con el resto de la gente? Acaso no tenían derecho a disfrutar de la vela? Recorrió varios clubes pero en todos encontró más de lo mismo. Desde ese momento su mayor ambición sería la de romper con esa imagen y hacer de la vela un verdadero deporte accesible para todo el mundo. Para adquirir experiencia se tiraría todo un año navegando y navegando, escribiendo apuntes y buscando una forma didáctica de trasmitirlo. Mientras tanto y para vivir se dedico a la pintura, algo que siempre había hecho, hasta ahora sin fines lucrativos.

En un viaje de investigación al país fronterizo más cercano, Francia, se llevó la grata sorpresa de que ahí si que habían escuelas que te enseñaban a navegar de una forma más abierta y cercana, con algo de ambiente y chavales jóvenes. Había más afición a la vela! Hasta tenían algún que otro libro de enseñanza. Este viaje le motivaría enormemente y le haría ver que su objetivo en España no era tan inalcanzable y además contaba con un mejor clima.

En 1978 abrió en la playa de Cullera la que sería una de las primeras escuelas de vela de España, el B.E.N. o Base de Enseñanza Náutica, que poco a poco fue captando cada vez más gente. En 1981 nací yo, mi padre aún continuaba compaginando el BEN con la pintura, pues la vela aún no daba para comer. Y así seguiría todo hasta finales de 1984, mi padre cada vez enganchando más gente a la vela y viendo como cogía forma su sueño, y yo corriendo y jugando en pelotillas entre los barcos y mi hermano empezando a navegar solo. Lamentablemente el ayuntamiento no tardaría en retirarle la concesión para destinar ese espacio a más sombrillas, que era básicamente de lo que vivía Cullera por aquel entonces. Una falta de visión? sin duda. Algo que pondría a mi padre en un apuro.

En 1985 se propuso un objetivo definitivo, recorrer toda la costa Española hasta encontrar el mejor lugar para un centro de actividades náuticas. Un lugar que reuniera belleza natural, encanto, seguridad, pero sobre todo unas condiciones idóneas para la iniciación y el perfeccionamiento de este deporte. Por tanto no podía ser un sitio con vientos excesivos que complicaran el aprendizaje pero tampoco demasiado marginales como para no poder realizar los cursos. Por otro lado tenia muy en cuenta la educación de sus hijos, así que debía de haber un buen colegio por la zona. Esto le llevaría 3 años, dedicando a cada posible lugar el tiempo suficiente para estudiarlo y analizarlo en profundidad. La costa Mediterranea desde Gerona hasta Tarifa, la costa Atlántica desde Tarifa hasta la frontera con Portugal y más tarde todo el Cantábrico. Serían 3 años de embalar y desembalar cajas en una constante mudanza, con la casa a cuestas y sus 2 hijos cambiando constantemente de colegio. No fueron tiempos fáciles, le pesaba mucho que sus hijos tuvieran que estar pasando por eso y en ocasiones trataba de autoconvencerse de que "ese" era el lugar, para así estabilizarse y dar fin a tanto movimiento. Pero cogía fuerzas de nuevo y volvíamos a la carga en busca de "el lugar definitivo".

Llegamos a 1987, nos hemos recorrido toda la costa y mi padre tiene que sacar sus conclusiones. Nos dice, "recordáis aquella cala, Les Basetes, entre Valencia y Alicante? Pues en mi opinión es el lugar que reúne todo lo que estamos buscamos. Un régimen de vientos estable de fuerza 2 a 4, un arrecife natural que crea una bahía protegida de la ola ideal para la iniciación al windsurf, a su vez dentro de una amplia y resguardada bahía con condiciones perfectas para la vela ligera y el catamarán. Además de su espectacular costa de calas con fondos rocosos, praderas de poseidonia señal de buena vida, aguas cristalinas, vegetación y pinadas llegando a ras de mar, la imponente mole del Peñón de Ifach, el Cabo de Moraira. Es el Mediterraneo en su máximo explendor. Creo que roza la perfección. Démosle una oportunidad y pasemos un tiempo ahí, para ver que tal funciona". A Pitu y a mi nos encantó la idea. teníamos buenos recuerdos de esa zona. No tardaríamos en darnos cuenta de que ese sitio no cumplía con las expectativas... las superaba.

En 1988 nacía Las Antipodas.

Porque Las Antipodas? En aquel entonces mi padre salía con la que había sido la directora de uno de los colegios por los que había pasado, el de Altea. Ella muy al corriente de toda nuestra trayectoria y de lo que mi padre andaba buscando dijo: "Tenéis que llamaros Las Antipodas" pues lo que quieres crear es el concepto opuesto a la convencional escuela de vela de club náutico" ...y dio en el clavo.


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

siguenosx

Las Antipodas en Facebook Las Antipodas en Blogger Las Antipodas en YouTube

Ultimas Noticias Náuticas de Las Antipodasx

Vicky Sánchez VICKY SÁNCHEZ E-360 Copropietaria e Instructora de
Las Antipodas y ahora
CAMPEONA DEL MUNDO
FREESTYLE WINDSURFING IFCA
¡¡ENHORABUENA VICKY!!

Regala vela

Kids Camp, Campamento de Vela Multiactividad para Niños


Material Náutico de Ocasion

último videox

Ver a tamaño completo

El libro definitivo para aprender a navegar a vela en catamaránx

Apuntes de Iniciación a la vela en Catamarán

Apuntes de Iniciación a la Vela en Catamarán

Catálogo Actividades Escuela de Vela Las Antipodasx

Las Antipodas Catalogue

Descarga nuestro Catalogo

x

Las Antipodas, Escuela Homologada por la EVCV
  Centro Homologado


Hobie Cat Center
Starboard Logo
Severne Test Center Costa Blanca
Starboard SUP Test Center Costa Blanca
Billabong Logo
DaKine Logo
Indoboard Test Center
Malibu Boats Test Center Costa Blanca
Liquid Force Test Center Costa Blanca>
Aquapack para navegar
SPY Optics in Las Antipodas Surf Shop Costa Blanca
Cool Shoes Shop
Rotomod Kayaks Test Center
Wildcow Street Wear

Escuela de Vela LAS ANTIPODAS S.L. - Ctra. Calpe-Moraira, Km.2. - Teléfono: 965838310 / 665853200 - e-mail: mail@lasantipodas.com
Aviso legal - Política de Privacidad